Cúrcuma, el aliado natural para la psoriasis

La cúrcuma es una planta de la familia Zingiberácea, la misma familia del jengibre, es un rizoma. Es de color amarillo-naranja y se presenta en forma de polvo. Se emplea en los países asiáticos como una especie. En la medicina china se usa como hierba para curar enfermedades. La cúrcuma tiene un elemento activo llamado curcumina, de color amarillo intenso que es donde se ubica la mayoría de propiedades medicinales. Desde tiempos remotos se ha utilizado la cúrcuma en tratamientos de enfermedades de la piel y soluciones estéticas.

Beneficiosa para la piel

Incorporar cúrcuma al tratamiento de la piel, junto a otros consejos para la piel, tiene importantes ventajas:

  • Protege la piel eliminando las sustancias de especies oxidantes.
  • Controla y reduce los niveles de citosinas que producen la inflamación celular. Reduce las elevaciones de histamina y bloquea la molécula NF – KB, que son las que regulan la inflamación de la piel.
  • Activa el proceso de cicatrización mediante la regeneración de la piel.
  • Afecta positivamente las enzimas de desintoxicación de la piel que previenen el estrés oxidativo.
  • Alivia la picazón debido a la psoriasis.

Propiedad Antiinflamatoria

La curcumina es el elemento de la cúrcuma que tiene la propiedad de desinflamar, debido a los extractos libres que posee. La curcumina controla las proteínas (factor de necrosis tumoral alfa y la interleucina)  y procesos bioquímicos que producen la inflamación y propagación de la psoriasis.

Propiedad Antioxidante

La cúrcuma puede regenerar el estado antioxidante alterado en los pacientes  con psoriasis, pues según los estudios este estado es bajo en estos pacientes, observándose una disminución de las enzimas antioxidantes y un aumento de especies reactivas del oxígeno.

El origen activo antioxidante de la cúrcuma es más fuerte que el de la vitamina E y C, es un antioxidante no tóxico. Esa actividad antioxidante destruye especies reactivas nocivas, creando un desequilibrio entre pro oxidante y agentes antioxidantes.

Acción Antimicrobiana

  • La cúrcuma es un agente antimicrobiano por excelencia. Las personas que padecen esta enfermedad son muy susceptibles a desarrollar infecciones que agravaran la situación de la psoriasis.
  • La curcumina tiene cualidades anti-bacterianas, anti fúngicas, antivirales y el extracto de cúrcuma acción parasiticida.
  • La Ar-tumerona, es una sustancia que resulta del aceite de curcuma que tiene una acción más fuerte que el medicamento ketoconazol para combatir las infecciones por hongos. El aceite de cúrcuma y la curcumina previene el desarrollo de infecciones por hongos.

La Curcumina ayuda a combatir las enfermedades autoinmunes

  • La psoriasis es el resultado de inadecuadas respuestas del sistema inmune, teniendo la curcumina un efecto terapéutico en el control de esta enfermedad.
  • La curcumina interviene en el control de la respuesta inmunitaria inapropiada y mejora el estado de la enfermedad.
  • La cúrcuma es una alternativa al uso de esteroides o inmunosupresores que se utiliza en el control de la psoriasis.
  • La curcumina señala una acción inmune supresora destruyendo específicamente la actividad de las células T, lo que hace que se convierta en un fármaco valido para la inmunoterapia.
  • La cúrcuma tiene una acción protectora contra los efectos secundarios como el daño hepático producido por inmunosupresores.
Ver más >>>  Balneoterapia para la Psoriasis

Tratamiento natural con Cúrcuma

Existen muchos estudios, investigaciones y experiencias personales que muestran que la Curcuma ayuda en el control de la Psoriasis, otros dicen que puede intervenir en la cura de esta enfermedad, sin embargo, sabemos que esta última aseveración no es posible, ya que la psoriasis es una enfermedad crónica.

curcuma placa psoriasis

Lo que si podemos decir es que en diferentes estudios con pacientes, han señalado que al ingerir cúrcuma o aplicarla sobre las zonas afectadas, se obtuvieron resultados satisfactorios. Según resultados de diferentes estudios in-vitro y con personas, la cúrcuma tiene el poder de eliminar la producción anómala de las células, de donde se deriva el desarrollo patológico de la psoriasis.

Este producto natural, de color amarillo, tiene la capacidad de cercar el desarrollo los tejidos o el factor de necrosis tumoral, como concluye el estudio publicado por la Universidad de Texas, en Houston. En personas en que no se había logrado curación ni siquiera mejoría con medicamentos formulados, con la cúrcuma si se lograron resultados satisfactorios.

Ingesta de Cúrcuma para el control de la Psoriasis.

La cúrcuma se agrega a los alimentos, se hace en té mezclándola con agua caliente o se hace la leche de cúrcuma para tomarla, sin embargo es necesario obtener la curcumina porque el poder de absorción de las propiedades es mayor. Se recomienda agregar pimienta a las preparaciones para absorber más curcumina.

Cápsulas de Curcumina

Para que sea más eficiente en control de la psoriasis a través de cúrcuma, se recomienda ingerir las capsulas de curcumina, pues tienen mayor cantidad de esta sustancia que la curcumina en polvo, se recomienda que las capsulas sean de una marca confiable.

Productos destacados en Amazon

Aplicación sobre la Piel

Se elabora una mezcla con cúrcuma y leche, y se agrega un poco de algún aceite si se quiere, luego se aplica una capa delgada sobre el área de la piel afectada con psoriasis, dejándola toda la noche, este método es muy eficaz para el control de la enfermedad.

Esta alternativa de la utilización de la cúrcuma a los tratamientos convencionales actúa con mucho éxito cuando se combina con la fototerapia de luz.

Cantidad de Curcumina a Ingerir para el Tratamiento de la Psoriasis

Ya teniendo claro cómo usar la cúrcuma para la psoriasis, nos toca aprender la cantidad de cúrcuma que debemos consumir para el control de dicha enfermedad:

  • Cuando se ingiere la cúrcuma con los alimentos, es dificultoso calcular la cantidad correcta, la cual debe ser de 4000 mg  al día.
  • Es recomendable adquirir 2 o 4 gr de capsula e ingerirlas diariamente.

Los efectos secundarios de la ingesta de la cúrcuma incluyen nauseas, diarrea y mareos, siendo muy raros y leves, pero, si se está embarazada, amamantando, consumiendo otros suplementos alimenticios, o enfermedades de vesícula o diabetes, o tomando otros medicamentos, consultar al médico tratante antes de usar la curcuma para tratar esta enfermedad de la psoriasis.

Compartir