Aceite de coco para el control de la psoriasis

La Psoriasis es una enfermedad autoinmune de la piel (de origen similar al vitíligo) que se produce porque se depositan células de la piel en forma de placas o parches en un área que resulta lesionada caracterizada por una piel gruesa y en enrojecida con escamas que causan dolor y picazón.

Las investigaciones acerca de la misma arrojan que este padecimiento incide notablemente en la parte física, emocional, sexual, laboral y económica de quien la padece, y por tanto resta su calidad de vida. Es una enfermedad crónica, frecuente en personas de raza blanca, apareciendo las lesiones en cualquier parte del cuerpo. El estrés, las infecciones, las lesiones de la piel, deficiencia de vitamina D y el uso de ciertos medicamentos son causas para su aparición.

La utilización del aceite de coco ha sido el resultado de  estudios clínicos realizados que han demostrado que el aceite de coco es seguro y eficaz, para mejorar los síntomas de este trastorno de la piel como la psoriasis.

¿Qué propiedades tiene?

Desde tiempos antiguos se utiliza con fines curativos y en nuestros tiempos se ha considerado por los especialistas un excelente remedio natural para controlar la psoriasis junto al tratamiento farmacológico asignado por el dermatólogo.

El aceite de coco que se extrae de la carne de los cocos maduros y pardos de la palma de coco previene la inflamación de la piel y consigue ayudar a controlar la abundancia de cebo. Prácticamente no tiene efectos secundarios, es de fácil absorción y manejable a la hora de usar a diferencia de otras cremas y aceites, tiene un agradable olor y usado regularmente disminuye la resequedad, el prurito y escozor y previene nuevos brotes.

Propiedades antiinflamatorias

El aceite de coco posee ácidos grasos, como acido palmítico, ácido laurico, ácido oleico y debido a estos nutrientes humectantes tiene un efecto calmante que reduce ampliamente algunos síntomas de la psoriasis como los picores, el dolor, comezón y enrojecimiento de la piel en las zonas afectadas. Siendo estos ácidos en el aceite de coco puro o virgen de primordial ayuda para reducir la inflamación de la piel ocasionada por esta enfermedad.

Propiedades antibacterianas y fungicidas

Las infecciones pueden producir o empeorar la psoriasis, porque la piel lesionada se puede infectar y hacerse  susceptible a las bacterias, hongos y virus. Esas propiedades antibacterianas y fungicidas ayudan  combatir las infecciones en las áreas afectadas por la psoriasis, como son las verrugas o herpes. El ácido laurico ayuda en este accionar contra las bacterias incluyendo el estafilococo áureo, causa de infecciones en personas con esta afección.

Propiedades antisépticas

La abundancia en monoglicéridos constituye en este aceite un desinfectante efectivo que combate la suciedad acumulada y los restos de la piel escamada que prolifera la infección.

Propiedades humectantes e hidratantes

El aceite de coco es un humectante eficiente y seguro para controlar la piel seca,  áspera, escamosa y con comezón eficaz para prevenir la falta de agua transepidérmica y la inflamación. Ayuda a conservar el colágeno y la elastina. La presencia de vitamina E, K y ácido laurico lo convierte en un certero humectante natural.

Propiedades antioxidantes

El aceite de coco es rico en la hormona vegetal kinetina, la cual regula el PH de la piel y  tiene un valor antioxidante que reduce el daño producido por los radicales libres y ayudando a la división celular.

Podríamos enumerar como otro beneficio, no menos importante del aceite de coco puro la ausencia de alérgenos, siendo seguro y efectivo parar ser usado por cualquier persona y aplicarlo en cualquier parte del cuerpo pues tiene la propiedad de ser absorbido fácilmente, no es agresivo para la piel y no causa efectos secundarios, constituyéndose en un medio para el control de la psoriasis.

Aplicación del aceite de coco para el control de la psoriasis

Dedicando tiempo, siendo constantes y sabiendo cómo se debe utilizar el aceite de coco , lograremos calmar y controlar los efectos de esta enfermedad de la piel. Existen varias formas de utilizar y beneficiarse de este aceite, las cuales son:

  • Colocarlo Directamente a la superficie lesionada:
  • Calentar en baño de maría la cantidad necesaria.
  • Cuando este líquido se aplica con un masaje suave en la zona afectada, con el propósito de eliminar las escamas y aumentar la humedad de la piel.
  • Luego de aplicarlo se deja 30 minutos para que se absorba. Esta aplicación se debe hacer preferiblemente después de la ducha, porque en este momento los poros se abren y la piel esta apta para atrapar más humedad.
  • Se recomienda aplicarlo de 2- 3 veces por día.
Ver más >>>  25 tratamientos y remedios caseros para la psoriasis

Usarlo como aceite base

El aceite de coco se usa combinado con otros aceites vegetales para ser aplicados de forma tópica, como lo son: el aceite de borraja, el aceite de barbasu o el aceite de cáñamo. El aceite de coco también es aconsejado para tratar vitíligo. También se combina con gotas de aceites esenciales favorables para el tratamiento de la psoriasis como son los aceites de palo de rosa, lavanda o de semilla de zanahoria.

Utilización del aceito de coco con miel

En esta mezcla sumaremos las propiedades antisépticas, humectantes y antiinflamatorias de la miel y los beneficios del aceite de coco, de la siguiente manera:

  1. Mezclar 2 cucharadas de aceite de coco tibio y 1 cucharada de miel, hasta que queden bien integrados
  2. Aplicar con suaves masajes circulares en la zona lesionada
  3. Dejar actuar toda la noche, limpiando la piel en la mañana con agua fría. Se puede usar diariamente.

Uso como aceite de Baño

A un baño de agua fría se le coloca 3 cucharadas de aceite de coco  o combinado con gotas de aceites esenciales, lo cual elimina las bacterias y humecta la piel.

Aceite de coco para el cuero cabelludo

La forma de tratar estas lesiones en la zona del cuero cabelludo, donde suelen salir placas psoriasicas, es la siguiente:

  • Se aplica el aceite tibio (derretido en baño de maría) solo en las zonas afectadas en cabeza.
  • Se envuelve la cabeza con una toalla húmeda y se deja actuar durante 30 minutos.
  • Luego se enjuaga el pelo con agua templada dando masajes con la punta de los dedos.
  • Después se debe peinar el cabello para eliminar las escamas sueltas.

Precauciones con el uso del aceite de Coco

Antes de ser utilizado se debe realizar la prueba de sensibilidad con el propósito de detectar posibles alergias o irritaciones, aplicando una pequeña cantidad sobre una zona pequeña de la piel, observando si se produce enrojecimiento, irritación, comezón u otra acción.

Si fuese así, no se debe utilizar. Deberá consultar al dermatólogo por alguna alternativa. Por ello es necesario que el aceite de coco no contenga productos químicos, se recomienda tratar esta enfermedad con aceite de coco virgen prensado en frío. Es necesario utilizar una variedad pura, natural y orgánica de una marca de confianza que esté libre de impurezas y aditivos.

Recomendaciones al momento de comprar

  • Que sea aceite de coco puro o extra virgen.
  • La presentación debe ser en frasco de vidrio.
  • Debe tener un certificado orgánico, ecológico o bio.
  • Tiene que ser de primera presión en frío, es decir, un zumo puro.

Referencias

Nevin, K. G., & Rajamohan, T. (2010). Effect of topical application of virgin coconut oil on skin components and antioxidant status during dermal wound healing in young ratsSkin Pharmacology and Physiology23(6), 290-297.

Compartir